Vitamina D, para qué sirve, beneficios y alimentos

La vitamina D, ¿para qué sirve? ¿Qué alimentos son ricos en esta vitamina tan esencial? y ¿Qué ocurre si carecemos de ella? Estas y otras muchas respuestas son las que daremos a lo largo de este artículo. ¡Toma nota!

En general, las vitaminas son necesarias para un correcto funcionamiento de nuestro organismo, ya que todos nuestros órganos la necesitan para realizar sus diferentes funciones. Concretamente, estas vitaminas las obtenemos de los alimentos y cuando las ingerimos, nuestro cuerpo las asimila y las aprovecha de la manera más adecuada.

Seguidamente, entre todas las vitaminas, existe una muy singular: la vitamina D. En este artículo, nos detendremos en ella para conocer qué es, para qué sirve, qué alimentos la componen y qué ocurre si carecemos de ella.

La Vitamina D, para qué sirve

Existen dos tipos principales de Vitamina D, el:

  • Colecalciferol (Vitamina D3) de origen animal
  • Ergocalciferol (Vitamina D2) de origen vegetal. Producida por hongos y levaduras.

Ambos son convertidos por el organismo humano en 1,25 dihidroxivitamina D (calcitriol), que es la molécula que conocemos como Vitamina D.

Esta vitamina, a diferencia de las otras, posee la particularidad de que nuestro cuerpo, no tiene facilidad para sintetizarla. Por lo que,  nos es imposible aprovecharla para las acciones que nuestro organismo necesita, sin ayudarnos de: luz solar, alimentos fortificados y/o suplementos dietéticos.

Gracias a cualquiera de estas tres formas, nuestro cuerpo es capaz de asimilar y sintetizar esta vitamina en nuestro organismo.

Por tanto, si nos falta:

  • Luz del sol
  • Alimentos fortificados ricos en vitamina D
  • Suplementos dietéticos

Podríamos sufrir múltiples desajustes en nuestro organismo y salud.

Por otro lado, cabe destacar que la vitamina D tiene otra particularidad, y es que nuestro organismo puede almacenarla en la dermis, de modo que puede aprovecharse en épocas en las que la exposición solar es más reducida y no es tan sencillo conseguir esta vitamina.

A continuación, presentamos las múltiples funciones y beneficios que ésta tiene y lo necesaria que es para nuestro organismo.

Función de la Vitamina D

Asimila los minerales

Hay que destacar la importancia que tiene la vitamina D en la asimilación y aprovechamiento de los minerales que recibe nuestro cuerpo.

Sobre todo, en el caso del calcio esta vitamina es de especial importancia. Sin la misma, nuestro organismo no podría aprovechar el calcio que obtenemos de los alimentos.

Por tanto, la vitamina D consigue que el calcio sea asimilado por las diferentes partes de nuestro organismo donde es necesario, como en nuestros huesos.

Además, también hay que tener en cuenta que la vitamina D interviene en la asimilación del fósforo. La vitamina D incrementa la reabsorción de los mismos en los riñones además de en los intestinos, de modo que aumenta su concentración en sangre y en los huesos como comentamos anteriormente.

Ayuda en épocas de crecimiento

La vitamina D no es solamente necesaria para la buena absorción de algunos minerales, sino que su función va más allá, sobre todo en la infancia, época en la que nuestro cuerpo está en constante crecimiento.

La acción de la vitamina D permite el correcto desarrollo de nuestros huesos, ya que interviene directamente en el crecimiento de los mismos. Su falta en esta época hará que los individuos que la padecen no se desarrollen correctamente, dando lugar a una enfermedad conocida como raquitismo que afecta a niños con deficiencia en vitamina D. Sin consumir alimentos ricos en esta vitamina, ni recibir luz solar.

alimentos-con-vitamina-d

Aliada de los huesos

Para mantener unos buenos niveles de vitamina D, es necesario atender a esta vitamina en cualquier época de nuestra vida, aunque la del crecimiento sea clave para el desarrollo de nuestros huesos.

Mantener unos buenos niveles de vitamina D para así conseguir unos huesos fuertes es clave para evitar muchos problemas óseos y de salud.

Por otro lado, es importante que en la tercera edad, conservemos unos huesos fuertes para evitar problemas como la osteoporosis. El ejercicio, además de la luz solar, serán unos buenos fortalecedores de los huesos que forman nuestro organismo.

Clave para el sistema inmunológico

La vitamina D juega un papel relevante en la modulación de la respuesta inmune.

Esto es debido a que estimula nuestro sistema inmunológico ya que éste hace uso de esta vitamina, para combatir virus y resfriados comunes.

¿Qué alimentos son ricos en Vitamina D?

Los mejores alimentos ricos en Vitamina D son los pescados grasos, como el salmón y el atún. Por otro lado, tenemos otros importantes alimentos ricos en vitamina D, como:

  • Yema de huevo
  • Queso
  • Entre los frutos secos, encontramos las semillas de girasol, las almendras, las semillas de lino y las nueces.
  • La leche y los cereales fortificados. Es decir, aquellos con un porte adicional de vitaminas a su composición natural.
  • Las bebidas vegetales de avena, soja, etc. también contienen vitamina D agregada, incluso yogures y mantequillas.

complementos-alimenticios-de-vitaminad

Por otro lado, la vitamina D también puede consumirse a través de suplementos dietéticos. Por lo que, encontramos 3 formas diferentes de poder disfrutar de esta vitamina:

  • A través de los alimentos
  • Con complementos alimenticios
  • Por medio de los rayos del sol

¿Qué ocurre si sufrimos una deficiencia de vitamina D?

La deficiencia de Vitamina D podría provocar:

  • Huesos frágiles.
  • Diabetes e hipertensión.
  • Raquitismo en niños. La mencionábamos anteriormente, se trata de la debilidad en los huesos que se produce por la falta de calcio.
  • Osteomalacia en adultos: reblandecimiento de los huesos debido a la carencia de vitamina D.
  • Dificultades en nuestros músculos para realizar el movimiento, ya que la vitamina D facilita la movilidad de los mismos.
  • Sistema inmunitario debilitado, debido a que éste hace uso de la vitamina D para combatir virus y bacterias que lo invaden.
  • Probabilidades de padecer osteoporosis, ya que la carencia de vitamina D, puede disminuir la densidad de nuestro tejido óseo y provocar la fragilidad extrema de nuestros huesos.

Ahora que ya conoces la vitamina D, para qué sirve y los alimentos más ricos en esta vitamina., así como, las consecuencia de su déficit en nuestro organismo. ¿Le concedemos a la Vitamina D la importancia que se merece para no carecer de ella?