Pasiflora: propiedades y contraindicaciones

Cuando tenemos insomnio, una de las primeras plantas que se nos viene a la cabeza, tras la consabida tila, es la pasiflora. Presente en innumerables compuestos de acción relajante, se ha convertido en una de las plantas más famosas para inducir un estado de relajación. A continuación veremos algo más acerca de ella.

¿Qué es la pasiflora?

La Passiflora Incarnata es una planta trepadora que crece con rapidez y que muestra unas hojas perennes. Llama la atención su flor de color lila con unos llamativos estambres.

Propiedades de la pasiflora

Sus propiedades se basan en una acción ansiolítica, hipnótica suave, relajante muscular y antiespasmódica (según algunos estudios, ésta última acción es similar a la de la papaverina).

Por ello, su uso es común en estados de ansiedad, insomnio, hipertensión arterial, taquicardias, palpitaciones, espasmos gastrointestinales, tos nerviosa, dolores menstruales, contracturas musculares (aconsejable combinar con pomada o emplasto de árnica). También, en distonías neurovegetativas asociadas al climaterio.

Pasiflora

Contraindicaciones de la pasiflora

Entre sus contraindicaciones o precauciones, nos encontramos con la evidente incompatibilidad de tomar bebidas alcohólicas durante su uso. También es incompatible con la toma de antihistamínicos, sedantes e hipnóticos.

Se recomienda no usarla durante el embarazo, si bien la concentración de alcaloides en la mayoría de los productos es prácticamente indetectable. Igualmente sucede con la lactancia y la infancia, recomendándose en dichas situaciones recurrir a sedantes de menor intensidad.

Es necesario recordar, que como todo producto con efecto sedante, la somnolencia que puede derivarse de su uso, debe ser tenida en cuenta si se van a realizar actividades como la conducción o cualquier otra que pueda entrañar un riesgo si la concentración no está en niveles normales.

¿Cómo se toma la pasiflora?

Pasiflora

Su dosificación es la siguiente:

  • Infusión: una cucharada de postre por taza tres veces al día.
  • Extracto fluido (1:1): 30-50 gotas de tres a cinco veces al día.
  • Tintura (5:1): 0,3 a 1 g al día. Jugo de planta fresca: 2,5 ml. tres veces al día.

En su vertiente homeopática, se usa de manera similar a la fitoterapia, siendo uno de los principales remedios contra el insomnio de cualquier etiología, pero especialmente el causado por excitación nerviosa, preocupaciones y exceso de trabajo mental.

Tiene también especial acción en niños nerviosos que presentan cuadros convulsivos, durante la dentición y en convulsiones de origen parasitario.

Conclusiones

Como en cualquier sedante, la pasiflora es recomendable su uso en tratamientos discontinuos y siempre bajo una supervisión profesional que esté tratando el problema de fondo. La ansiedad y el insomnio son síntomas de una alteración del sistema nervioso que debe ser equilibrado.

Deja un comentario