Moringa: propiedades de la planta medicinal

La moringa, también llamada árbol de la vida es una planta medicinal que posee unas propiedades nutricionales beneficiosas para nuestro organismo.

Propiedades de la moringa

Las hojas de M. oleifera Lam. son ricas en betacarotenos, vitamina C, vitamina E y polifenoles, constituyendo una muy buena fuente de antioxidantes naturales.

Además, nos proporcionan abundantes minerales. Dentro de la  amplia gama de acciones atribuidas a M. olifera, se encuentra su tradicional uso para el tratamiento de la diabetes.

Información nutricional de la moringa

100 gramos de hojas secas de moringa contienen:

  • 10 veces más vitamina A que las zoanahorias
  • 12 veces más vitamina C que las naranjas
  • 17 veces más calcio que la leche
  • 15 veces más potasio que los plátanos
  • 25 veces más hierro que las espinacas
  • 9 veces más proteínas que el yogur.

Beneficios de la moringa

En modelos animales se ha comprobado que M. oleifera disminuye las concentraciones de glucosa libre en plasma. Además, determinados extractos (metanólicos), pueden desencadenar la liberación de insulina de las células beta pancreáticas. Asimismo cumple un efecto antiinflamatorio, e inhibiendo la peroxidación lipídica (proceso a través del cual los radicales libres capturan electrones de los lípidos en las membranas celulares.

También en modelos animales, la suplementación con extractos acuosos de hojas de M. oleifera puede mejorar la sensibilidad a la insulina, aumentar la capacidad antioxidante total y mejorar la respuesta inmune. Determinados extractos de moringa también pueden reducir las complicaciones relacionadas con la diabetes, como es la inflamación y el daño renal.

Moringa

Estudios científicos

Un estudio (Anthanont et al. 2016) preliminar en humanos, evaluó el efecto de la toma oral de cápsulas con polvo de hojas de esta planta medicinal, sobre el metabolismo de la glucosa.

Para ello, 10 voluntarios sanos recibieron dosis orales crecientes de 0, 1, 2 y 4 g, después de un ayuno nocturno y cada dos semanas. Los autores de este estudio concluyeron que las cápsulas de hojas moringa en dosis altas (4 g) aumentaron significativamente la secreción de insulina en sujetos sanos, por lo que la hoja de esta planta medicinal puede ser un agente potencial en el tratamiento de la diabetes mellitus  tipo 2 (DM2).

Lógicamente, por el tipo de estudio y el tamaño de la muestra, se necesitan más estudios para evidenciar la posible acción de la moringa sobre la DM2.