El Chitosan - Artículo informativo de Jaume Queral - Naturópata

Nuevo

El Chitosan - Artículo informativo de Jaume Queral - Naturópata Ampliar
Conocido como uno de los llamados “quemagrasas”, dentro del catálogo de productos naturales para dietas de adelgazamiento.

Más detalles

Más

¿Qué es el Chitosán?
El Chitosán, descubierto en 1.859,  se obtiene de los esqueletos, residuos y cáscaras de ciertos crustáceos como las gambas, los cangrejos, etc.., extrayendo de ellos una fibra polisacárida denominada chitina, quitina o chitín, dependiendo de las fuentes.

Mediante un proceso enzimático, se obtiene y luego se adapta, para obtener los resultados deseados dependiendo de su destino, pues no sólo se usa en el ámbito dietético, sino también para cosmética, uso industrial en forma de pinturas y otros productos tanto industriales como alimentarios.

En el campo dietético este producto que, como decía, se obtiene del esqueleto de los crustáceos, tiene la cualidad de actuar como “atrapador” de grasas en el mismo aparato digestivo, haciéndolo antes de que el cuerpo absorba esas grasas en el proceso de la metabolización. No deja de ser curioso que tenga esas propiedades digestivas una parte de estos alimentos que no se consumen y que por tanto se tiran.

Forma de actuación
Físicamente tiene la consistencia de un gel debido a su alta concentración de fibra soluble y ese es el motivo por el que actúa como inhibidor de la absorción de las grasas en el intestino, como actúa cualquier otra fibra, pero con la diferencia de que parece ser que está formado por moléculas de carga positiva, lo que hace que capture más rápidamente las moléculas de grasa, de carga negativa.

Es por ello que es conocido como uno de los llamados “quemagrasas”, dentro del catálogo de productos naturales para dietas de adelgazamiento. Como todos ellos, es un ayudante y debe ir acompañado de una dieta controlada por un profesional y de ejercicio físico.

Con el consumo de Chitosán, se consigue capturar las grasas en el intestino delgado, no metabolizarlas ni absorberlas y aumentar la cantidad de deposiciones, con la consecuente reducción de peso con una cantidad de comida igual, aunque en un plan de adelgazamiento la cantidad de ingesta calórica sea menor, lo que multiplica su efectividad.

Otras propiedades
Aunque es reconocido popularmente como quemagrasas, el Chitosán nos presenta otras indicaciones y propiedades que pueden ser importantes para nuestra salud.

Así, por todo el proceso anteriormente explicado, también nos beneficiamos de él reduciendo la cantidad de colesterol malo en la sangre (LDL)  y consecuentemente un aumento del colesterol bueno (HDL).

El colesterol y la hipertensión van muy relacionados, pero parece ser que el Chitosán también absorbe con facilidad el sodio, con lo que mejora los desarreglos producidos por la hipertensión.

En cambio, al contrario que sucede con el sodio, favorece la absorción del cuerpo del calcio, por lo que puede ayudar en casos de osteoporosis. A  ello hay que añadir sus cualidades fungicidas, por lo que da buenos resultados en casos de hongos y bacterias, como la candidiasis.

Por lo que veremos luego, todavía es necesario que se hagan muchos estudios científicos que certifiquen los efectos positivos del Chitosán, pero algunos realizados demuestran que la asociación del Chitosán con una dieta baja en calorías mejora los resultados de ésta y regula los niveles del colesterol de forma más efectiva que sólo con la dieta.

Contraindicaciones
El marisco es uno de los alimentos que presentan más cuadros alérgicos y por tanto es necesario asegurarse de que no existe este problema a la hora de tomar Chitosán, pues no olvidemos que se extrae de los esqueletos y cáscaras de crustáceos.

También hay quien defiende que tomado en exceso podría absorber  grasas y nutrientes necesarios para el cuerpo, con lo que podría producir carencias.

Evidentemente, como siempre, es necesario consultar al profesional y no abusar más allá de lo indicado, buscando perder mucho peso. Chitosán no es un producto de grandes pérdidas de peso de forma inmediata, sino que favorece la pérdida contínua de peso y recordar que actúa como ayudante.

De hecho, por el momento no existen evidencias científicas suficientes que lo certifiquen como un tratamiento par la obesidad por sí mismo, aunque la experiencia sí confirma su importancia como co-adyudante.

Tampoco es conveniente prolongar de forma indefinida su toma, ya que no olvidemos que actúa en el intestino delgado y un abuso en tiempo podría provocar disfunciones intestinales y digestivos como gastritis, estreñimiento u otros. Siempre seguir las indicaciones del profesional.

Jaume Queral Marco
Naturópata
Director de la Escuela Int. de Flores de Bach
Formador - Coaching Emocional

Recuerde que obtendrá un 5% de descuento del total de su compra
Para más información consultar

Por volumen de compra podrá elegir un regalo o un vale de descuento
Elija aquí su regalo o vale de descuento

Marcas

Información complementos nutritivos

Redes Sociales

Consultar productos

Consulta
¿No encuentra el producto que necesita?

Información

Newsletter casapià

Regalo por compra

Regalo seguro
¡Más de 150 REGALOS para escoger y VALES DE DESCUENTO para sus próximas compras!

Artículo informativo

Agua Hidrogenada
Información del Agua Hidrogenada.
Aceptar la política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si acepta y continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.