Castaño de Indias: Enemigo de las varices

Las semillas del castaño de Indias son beneficios para nuestra salud y eficaces para tratar problemas venosos como las varices, las hemorroides y las piernas pesadas.

¿Qué es el castaño de indias?

El castaño de Indias (Aesculus hipocastum) pertenece a la familia de las hipocastanáceas, que comprende no más de 20 especies y que son propias de países templados y cálidos de Asia y América. Este árbol es originario de Grecia, donde se encuentra silvestre en muchas montañas del país.

La historia nos cuenta que de Grecia fue llevado a Turquía y posteriormente la planta empezó a cultivarse en Europa, extendiéndose muy rápidamente. En España lo podemos ver muy repartido en parques y grandes avenidas, básicamente cumpliendo una función ornamental.

Es un árbol de gran porte, fácil de reconocer por sus grandes hojas enfrentadas y de prolongado rabillo.

Florece en el mes de abril en las costas templadas del país, y sobre mayo o junio en los sitios más elevados. El fruto madura a finales de verano o en otoño.

Es típico ver en determinadas zonas residenciales, donde abunda este hermoso árbol, a los niños a la salida de los colegios, divirtiéndose haciendo auténticas batallas campales con castañas, aunque algunos de ellos suelen salir a veces mal parados, ya que las púas del fruto, si bien son blandas, hacen daño cuando se usan como proyectiles.

castaño de indias propiedades

Propiedades del castaño de indias

En la corteza de las ramas jóvenes se encuentran unas sustancias llamadas esculina y esculetina, de sabor amargo. También contiene taninos, saponinas y diversos elementos como calcio, potasio y fósforo.

La esculina y esculetina confieren a la planta propiedades venotónicas, que aumentan la resistencia capilar. Además posee propiedades antiinflamatorias y controla la permeabilidad de los vasos, ejerciendo por ello una importante acción antiedematosa. Asimismo posee una excelente acción vasoconstrictora, utilizada contra las hemorroides dolorosas, ya que no solo calma el dolor sino que reduce progresivamente su volumen.

También resulta muy útil al reducir el diámetro de las venas en las varices y flebitis.

La medicina popular ha empleado las castañas en la curación de diarreas persistentes, en la disentería, e incluso antiguamente también contra la malaria. En aplicaciones externas se ha utilizado para lavar heridas y sabañones.castaño de indias planta

Pero no es una planta completamente atóxica. Alguno de sus compuestos puede resultar tóxico si se emplea de manera incorrecta.

Las semillas pueden confundirse con las del castaño, pudiendo ocasionar, tras su ingestión, cuadros de gastroenteritis, midriasis y somnolencia, por lo que se aconseja su empleo bajo control facultativo.

¿Cómo se toma el castaño de indias?

  • Decocción. Se usan entre 30-40 g de corteza por litro de agua, pudiéndose tomar hasta medio litro al día, repartido en 2 ó 3 tomas.
  • Tintura. Preparada a partir de castañas frescas, se toma 3 veces al día.
  • Extracto fluido estabilizado. De 10 a 35 gotas, tres veces al día.
  • Lavados. A partir de una decocción de la corteza al 5%, se pueden realizar lavados locales.
  • Pomadas. Con un 20% de extracto, de aplicación local sobre las hemorroides.
  • Supositorios con 20-30 mg de extracto seco.

El castaño de Indias, aliado natural para las piernas cansadas

Las varices afectan a casi el 50% de los adultos a partir de los 40 años. Las venas justo debajo de la piel son las más afectadas, debido a la tremenda tensión que deben soportar cuando un individuo ha de estar de pie largas horas durante el día.

Por estar en esta posición tanto rato, la presión contra la vena puede aumentar hasta 10 veces más. Por lo tanto, las personas que por su trabajo deban mantenerse de pie largos períodos, son las que corren más riesgo de padecer estos trastornos, entre otros: piernas cansadas, edema, pies fríos, hemorroides, flebitis, tromboflebitis, fragilidad capilar, sabañones, etc.

Las mujeres se ven más afectadas que los hombres (hasta 4 veces más); los individuos obesos corren mayor riesgo; y el riesgo aumenta con la edad, debido a la pérdida de tono de los tejidos, pérdida de masa muscular y el debilitamiento de las paredes vasculares. El embarazo también puede conducir a la aparición de las varices, debido al aumento de la presión sobre las venas en las piernas.

Las embarazadas y madres lactantes no deben tomar Castaño de Indias, pero lo pueden sustituir por la Vitamina C con Bioflavonoides y Rutina.

Principio activo del castaño de indias

Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum) es un gran venotónico (sustancia que mejora el tono venoso, aumentado el potencial de contracción de las fibras elásticas de la pared venosa). La relajación de la pared venosa contribuye en gran medida al desarrollo de las varices y, en especial, mejora la circulación venosa de retorno a las extremidades inferiores.

Su principio activo más investigado es la Aescina (compuesto aislado de las semillas) que actúa como anti-inflamatorio, venotónico, vasoprotector antiedema, aumenta la resistencia de las paredes capilares y reduce su permeabilidad (reduciendo el número y tamaño de los pequeños poros de las paredes capilares).

¿Cómo se toma el castaño de indias?

Se recomienda tomar entre 50 y 100 mg de Aescina, en ayunas, durante un mínimo de 3 meses y luego seguir con un mantenimiento a largo plazo. Para conseguir 50 mg de Aescina, el principio activo, es necesario tomar entre 250 y 300 mg del extracto estandarizado.

Otras formas de tomar el castaño de indias

  • Decocción. Se usan entre 30-40 g de corteza por litro de agua, pudiéndose tomar hasta medio litro al día, repartido en 2 ó 3 tomas.
  • Tintura. Preparada a partir de castañas frescas, se toma 3 veces al día.
  • Extracto fluido estabilizado. De 10 a 35 gotas, tres veces al día.
  • Lavados. A partir de una decocción de la corteza al 5%, se pueden realizar lavados locales.
  • Pomadas. Con un 20% de extracto, de aplicación local sobre las hemorroides.
  • Supositorios con 20-30 mg de extracto seco.

Otras plantas para tratar las varices

Existen otras hierbas y nutrientes muy valiosos en el tratamiento de los trastornos circulatorios que pueden complementar perfectamente al Castaño de Indicas y potenciar sus efectos, dando resultados más rápidos y duraderos:

Rusco

Rusco (Ruscus aculeatus), muy similar en su acción al Castaño de Indias, ejerce selectivamente como vasotónico en las extremidades inferiores y como anti-inflamatorio, gracias a su principio activo, ruscogenina.

En la mayoría de los estudios clínicos se utilizó rusco en combinación con Vitamina C y bioflavonoides, con excelentes resultados y sin efectos secundarios, para tratar a pacientes que manifestaban trastornos de insuficiencia venosa crónica, edema, picores, pesadez de piernas y calambres. Los resultados parecen ser debidos a que las ruscogeninas aumentaban el tono de la pared venosa.

Extracto de semilla de uva

El extracto de semilla de uva (Vitis vinifera) es rico en proantocianidinas, sustancia flavonoide que devuelve su flexibilidad e integridad a la pared venosa, es un anti-inflamatorio y además inhibe la permeabilidad excesiva de los capilares, reduciendo por tanto, problemas molestos como el edema. Es especialmente indicado en la prevención y el tratamiento de las varices, hemorroides, flebitis edema y circulación deficiente.

Rutina

Desde hace tiempo existen estudios muy positivos sobre los efectos de la rutina en la reducción de la fragilidad capilar, la tendencia a hematomas y a hemorragias nasales, además de los beneficios vasculares.

Cuando se toma en combinación con la vitamina C y con otros bioflavonoides de cítricos (hesperina, etc.), el efecto producido es similar a los efectos de las proantocianidinas.

Consejos para tratar las varices y piernas cansadas

Para tratar y prevenir las varices, las hemorroides y demás trastornos circulatorios, es importante:

  • Consumir una dieta rica en fibra.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Evitar permanecer de pie en un sitio durante mucho tiempo.
  • Evitar la obesidad.
  • Tomar medidas para aumentar la integridad del tejido conectivo y la pared de las venas, con una adecuada suplementación.

Contraindicaciones

Este producto no está recomendado para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Deja un comentario