Té Oolong: origen y propiedades

El té Oolong, también llamado té semifermentado, es una variedad de té chino que se encuentra entre el té negro y el té verde. También, conocido como té azul o té de la longevidad, es una de las variedades de té más valoradas, sobre todo, por sus propiedades

¿Qué es el té Oolong?

Es uno de los tés más complicados (si no la bebida más complicada producida del mundo). Para la elaboración de los Oolongs no hay que recolectar las hojas demasiado pronto y la elaboración debe tener lugar inmediatamente después de la recolección.

Primero se marchitan a la luz directa del sol, después se agitan en cestas de bambú a fin de romper un poco los bordes de las hojas. A continuación, se agitan y se extienden a secar, hasta que la superficie de la hoja adquiere un matiz amarillento.

Al reaccionar las sustancias químicas de la hoja con el oxígeno, los bordes se vuelven rojizos. Este período de fermentación u oxidación se detiene mediante la desecación.

Los Oolongs siempre son tes de hoja entera. Las técnicas de miríada y el cronometraje de precisión empleado dan a este té parcialmente oxidado una enorme gama de sabores, fragancias y colores en la infusión.

Características del té Oolong

A la hora de la degustación se encuentran desde los verdes brillantes. Con un sabor ligeramente dulce del estilo baozhongs con una fermentación corta. El sabor es el más desarrollado de los tes tipo Kuan Yin de color ambar oscuro, de fermentacion media, llegando hasta la madurez compleja de los tes de roca, de fermentación fuerte.

Origen del té Oolong

El clima de Provincia Fujian es de los más convenientes para el cultivo del té, ofrece el ambiente natural idoneo, en términos meteorológicos. Con una temperatura anual media aproximadamente 18 grados con una gran diferencia entre las temperaturas de la mañana y de la tarde, facilitando la formación de niebla.

En concreto la zona de las montañas Wu Yi, donde se cultiva este té desde finales de la dinastia Ming, hace aproximadamente unos 400 años, son conocidas como la casa original de los te oolong en el mundo entero.

Oolong (ó Wulong) significa literalmente “el dragón negro”, pero su nombre no tiene nada que ver dragones, fue llamado de esta forma por su descubridor Wu Liang.

Descubrimiento del té Oolong

Wu Liang salió un día a la recolección del té. Después de obtener una buena carga y parar un momento, encontró un grupo de ciervos en el otro lado de rio, no desperdiciando este golpe de suerte cazó uno de ellos, recogió su té y se fue contento de poder llevar además de la buena carga de té que habia recogido, algo de carne para comer, cuando llegó a casa, distraído por la preparación de la carne del ciervo, se olvidó por completo del procesado que necesitaba su preciosa carga de té recogida durante la mañana.

Cuando al día siguiente recordó la carga de té que había cosechado y fue a secar las hojas, el té había comenzado a cambiar el color. Este suceso le asusto bastante pero decidió terminar de preparar las hojas para no echar a perder la cosecha que había conseguido.

Un té sorprendente

Cuándo hubo terminado el proceso y el té estaba listo para poder consumirlo, se preparó una taza para probarlo, aún poco convencido del resultado que obtendría por el cambio que habían sufrido las hojas por su descuido. Sin embargo, se sorprendió al darse cuenta que su nuevo té contenía un aroma mas acentuado, un gran sabor y era aún era increíblemente suave, a diferencia de los que él había echo y probado antes.

Una vez que lo había probado él mismo, y aprobó ese resultado, preparó té para sus vecinos y saber si coincidían con él en sus sensaciones y al ser asi, les enseño como prepararlo feliz de compartir la nueva técnica que había descubierto.

Poco después el té de Wu-Liang (Wu- Liang Cha) era conocido en todas los rincones de la provincia, con el paso del tiempo se conocía como Wu-Long Cha, té del Dragón Negro

Debido al paso de los años, se comenzó a extender la idea de este curioso nombre al parecido de las hojas a pequeños dragones negros, que despiertan y comienzan a moverse cuando el agua es vertida sobre ellos, dándoles el calor que necesitan sus cuerpos.

Producción del té Oolong

Para la producción del delicioso té Oolong se requiere una tradición consagrada y una artesanía excepcional.

Las hojas de té se recogen por la mañana un día claro, de arboles como mínimo de cinco años. Estas hojas son cuidadosamente escogidas y recolectadas por equipos de mujeres por la mañana de un día claro y con sol. Se recolectan únicamente las que constan en un brote y tres hojas y expuestos continua al sol.

Una vez recogidas, las hojas pasan por un primer proceso de marchitamiento para extraer parte de su humedad original. Mientras, se agitan con el fin de romper los bordes de estas y obtener una mayor superficie de contacto de la hoja con el oxigeno durante la fermentación. Después, se secan en grandes salas interiores con una temperatura y humedad constante y muy controlada para promover la fermentación.

La parte más crucial en la producción de té oolong es cuando detener la fermentación. Como el Té Oolong es fermentado en cierta medida, le llaman el té semifermentado. Requieren que la experiencia identifique el mejor momento de parar la fermentación, que es cuando las hojas son el 30 % rojo y el 70 % verdes.

Después de esto, son frotadas repetidamente para liberar la sabía y los aceites esenciales que aún contienen las hojas y generan el sabor, el aroma, y la textura necesarias.

Una vez llegados a este momento crucial, las hojas se trasladan rápidamente a secar durante siete u ocho horas. Incluso, desde la noche hasta la mañana, para detener la fermentación. Se utiliza para ello carbón de leña que calientan grandes hornos donde es introducido el té.

Un té con cualidades excepcionales

Cuando el té alcanza la temperatura deseada rápidamente se retira del horno y dividido en partes de 10 kilogramos. Finalmente, se envuelve en una doble capa de paño excepcionalmente duradero.

Una vez se ha enfriado un poco, los trabajadores tuercen el té en una pelota sumamente apretada. Esta pelota se presiona levemente en un movimiento circular, que crea el aspecto enrollado de las hojas de té. Este paso se repite 6-8 veces antes de que las hojas adquieran ese aspecto de semipelota o enrollado deseado.

En la etapa final, un maestro de té clasifica a mano la calidad del té obtenido según el sabor y las características de cada hornada. En este proceso desecha inmediatamente cualquier semipelota u hoja rota o con imperfecciones, terminado este control de calidad se procede a su envasado.

Propiedades del té Oolong

Hoy la profesión médica, con el análisis imparcial, confirman lo que los Asiáticos sabían durante siglos. El té Oolong contiene una cantidad más alta de taninos, que el té verde.

Los científicos creen que el tanino puede considerar efectivo en la lucha contra el cáncer debido a su capacidad de ayudar a células de ADN a reproducirse con exactitud. El problema cardíaco reducido, la digestión ayudada y la disminución de colesterol son las propiedades que los bebedores regulares de té oolong le atribuyen. Las hojas de té son más ricas que la mayor parte de frutas y verduras en compuestos antioxidantes.

Se trata de una variedad poco conocida que se toma casi exclusivamente en el sureste de China. Es el mas digestivo y depurativo, su sabor esta a medio camino entre el dulzor del te verde y el amargor del té negro.

Contiene muchas vitaminas y minerales y se le atribuye el poder de disolver las grasas. La taza media de Oolong tiene alrededor de la mitad de cafeína que el té negro. Además, aproximadamente el doble que una taza de té verde, de la misma manera que los tes verdes, el té Oolong es rico en polifenoles. Esta ayuda previene el cáncer, mantiene el corazón sano y ayuda el bienestar general.

Deja un comentario