Técnicas Naturopáticas para cuidar nuestra salud. Artículo Informativo por Rafael Sanchez - Naturópata -

Nuevo

Técnicas Naturopáticas para cuidar nuestra salud. Artículo Informativo por Rafael Sanchez - Naturópata - Ampliar

Cuando hablamos de las Terapias Naturales, a menudo surge la ...

Más detalles

Más

TÉCNICAS NATUROPÁTICAS

Cuando hablamos de las Terapias Naturales, a menudo surge la confusión en lo que respecta a las técnicas usadas, los métodos de diagnóstico naturopático y las diversas maneras de tratar a la persona. En las siguientes líneas intentaremos aclarar estos puntos.

NO SE CURAN ENFERMEDADAES

Resulta indispensable establecer la diferencia entre la medicina académica, comúnmente denominada “alopática” y las diferentes terapias naturales u “holísticas”.

En todas las terapias naturales se parte de la base de que el organismo funciona como un todo completo, de manera que si un órgano está afectado, todo el organismo se resiente aunque ese órgano concreto muestre los síntomas. A esta idea de conjunto es a lo que se denomina “holístico”.

Pero dentro de esta denominación no sólo se conforman los órganos físicos. La persona actúa conforme a unos patrones de conducta determinados que condicionan su manera de vivir. Consecuentemente también condiciona sus respuestas orgánicas. De esa manera un problema orgánico en una persona puede tener una causa y en otra persona otra causa distinta.

Unido a esto, la persona como entidad orgánica y psicológica se encuentra en un entorno social que también condiciona su modo de vivir y por ello a sus respuestas orgánicas. Por ello, tenemos una triple vertiente en cada persona: entidad orgánica, entidad psicológica y entidad social.

Como resultado de todo esto, no resulta difícil comprobar que un problema en una persona puede ser meramente orgánico (por ejemplo una patología gástrica), pero ese mismo problema puede venir derivado de un condicionante psicológico (nerviosismo y estrés) y este a su vez derivado del entorno social en el que se encuentra (problemas en el trabajo, en la comunidad de vecinos, etc). Como consecuencia, personas con una misma dolencia deben ser tratadas de manera diferente, teniendo en cuenta estas circunstancias.

Es por ello que las terapias naturales “no curan enfermedades, sino enfermos”, en ellas la intención es proporcionar al organismo lo necesario para que él mismo se autorregule.

La alopatía (curación con los contrarios) es la tendencia habitual en la comunidad médica donde ante una patología, se suministran los nutrientes, vitaminas, minerales o compuestos en general que hagan las veces de “soldados” que luchen contra la enfermedad. Por esta razón en un proceso vírico se dan antivíricos, en una infección bacteriana, antibióticos y en una inflamación, antiinflamatorios.

Las técnicas usadas en las terapias naturales, sin embargo, buscan aportar los nutrientes para que sea el propio organismo el que ponga en marcha sus mecanismos de defensa. Cierto es que en ocasiones puntuales se puede administrar un producto que haga las veces de “anti”, si bien no es ésta la técnica común ni la principal.

LAS TÉCNICAS

Todo lo anterior nos lleva ineludiblemente a que un tratamiento natural debe ser personalizado, individualizado y estudiando minuciosamente a la persona, para tratar ese problema en ella y no ese problema de manera general.

Para llevar a cabo el tratamiento, las terapias naturales cuentan con diversas técnicas:

- Fitoterapia: Consiste en la utilización de las propiedades curativas de las plantas. Utiliza los principios activos de éstas para producir en el organismo las reacciones necesarias. Dichos principios activos entre los que encontramos alcaloides, saponinas, mucílagos, taninos o aceites esenciales, confieren las propiedades a las plantas y deben ser conservados a través de diferentes procesos para su utilización terapéutica. Entre ellas tenemos las infusiones, decocciones, el extracto seco o fluido, la maceración o la tintura madre.

Siempre es recomendable consultar a un experto antes de tomar una planta con intención terapéutica ya que merced a sus principios activos, algunas tienen una cierta dosis de toxicidad, pudiendo presentarse efectos secundarios si se supera la dosis terapéutica o si se toma junto con otras.

- Homeopatía: Consiste en la utilización de cantidades infinitesimales de plantas, minerales o diversos tipos de productos de la naturaleza. Este proceso se lleva a cabo a través de la dilución y dinamización de la Tintura Madre.

Dichas diluciones poseen diferentes propiedades, incluso partiendo de una misma planta. Esto es debido a que la homeopatía es una terapia energética o vibracional. Esta energía vibracional aumenta conforme se aumentan las diluciones, que dependiendo del patrón que se haya seguido pueden ser decimales, centesimales o korsakovianas. Como muestra podríamos decir que una primera dilución decimal tiene 1/10 de planta o mineral; la segunda decimal tendría 1/100 de planta o mineral; la primera centesimal tendría 1/100 de planta o mineral y la segunda centesimal 1/10000. Así se pueden ir aumentando las diluciones hasta llegar a 1000 CH (Centesimal Hannemaniana) o incluso más.

La homeopatía, a través de las sucesivas diluciones y dinamizaciones consigue tratar en una persona enferma los mismos efectos que esa misma planta causaría en una persona sana (patogenesia).

Para aclararlo con un ejemplo tomaremos los efectos de la planta Atropa Belladona. Dicha planta posee un alcaloide como principio activo denominado Atropina. Si a una persona sana se le administra Belladona, comenzará repentinamente a mostrar síntomas tales como midriasis (dilatación pupilar), congestión sanguínea (especialmente en la cara y cabeza) con sudores, continuará con sequedad de mucosas, dolor de garganta, sed intensa y espasmos musculares con comienzo y final bruscos hasta llegar a provocarle la muerte por parada cardiorrespiratoria. Pues bien, la Belladona, una vez se ha sometido a un proceso de diluciones homeopáticas, se usa para tratar justamente los síntomas anteriores. De esa manera, si una persona tiene una enfermedad (como por ejemplo una gripe) que curse con congestión cefálica, dolor de garganta, sed, dilatación de pupilas, fiebre y convulsiones, puede ser tratado con belladona homeopatizada. Así al organismo se le dará la información exacta para que equilibre su estado alterado.

También es muy común la homeopatización de tejidos, órganos y hormonas (extraídos del cerdo por su similitud orgánica con el hombre) para tratar trastornos asociados a diversas manifestaciones de desequilibrios orgánicos. Es la llamada Organoterapia.

- Oligoterapia: Se conocen como Oligoelementos a minerales que se encuentran en el organismo en dosis muy pequeñas y que hacen las veces de catalizadores, es decir, propician reacciones químicas en el cuerpo sin sufrir modificación alguna durante el proceso.

La carencia de éstos puede dar lugar a diferentes problemas, pero su suplementación debe ser en las cantidades adecuadas para que actúen como catalizadores y no como macronutrientes.

Un caso muy común es el de la administración de Litio. Éste, tomado en cantidades ponderales es usado comúnmente en psiquiatría y es necesario un estricto control médico de los índices de litemia (litio en sangre). Sin embargo, aportado en modo de oligoelemento, es usado para problemas de ansiedad en diversos grados y no es necesario ningún control de litemia, ya que las cantidades son muy pequeñas.

- Naturopatía Tradicional: Utiliza la fitoterapia, habitualmente en forma de infusiones y emplastos más que en comprimidos, a lo que une diversos tratamientos directamente basados en la naturaleza, entre los que podríamos destacar los diversos usos de barros y arcillas, curas de agua (hidroterapias, enemas, baños derivativos, etc) sin dejar nunca de lado quizá una de las principales técnicas que toda terapia naturista debe tener en cuenta: la dieta.

No debemos olvidar que la mayor parte de aportes vitamínicos y minerales que tenemos a lo largo de nuestra vida, nos viene dada por la alimentación, y un aporte equilibrado en cantidad y calidad puede conseguir que otras técnicas como las mencionadas, puedan llegar a no ser necesarias.

- Medicina Tradicional China (MTCH): Hablar de ella es hablar de un concepto totalmente distinto al occidental en lo relativo a las enfermedades.

Para la MTCH, la naturaleza es equilibrio, el cual viene dado por dos energías polares: el Yin y el Yan. En ellas está simbolizado todo aquello que forma parte del mundo conocido. La luz y la oscuridad, la luna y el sol, el bien y el mal, lo masculino y lo femenino, y obviamente la salud y la enfermedad.

Cuando ambas energías se encuentran equilibradas hablamos de un estado de salud. Si surge un desequilibrio entre ellas entramos en el concepto de enfermedad.

Partiendo del movimiento de estas dos energías surgen los llamados “Cinco Elementos”. Posteriormente existen una serie de energías orgánicas y una serie de canales por los que circulan que son los llamados “meridianos”.

Con esta base se establecen una serie de irregularidades orgánicas con base energética denominadas “síndromes”. En ellos se habla de congestión, hiper o hipofunción, degeneración, deterioro, etc.

Si bien lo más conocido de la MTCH es la acupuntura, no es el único método terapéutico que posee. También cuenta entre sus técnicas con fitoterapia (llamada comúnmente “fitoterapia china”), digitopuntura y terapias manuales, todas ellas por supuesto basadas en la dualidad del Yin y el Yan.

- Técnicas Manuales: En ellas podríamos englobar todas las técnicas holísticas que usan directamente las manos. Encontramos entre otras el masaje (en algunas ocasiones denominado “quiromasaje” si bien hay ciertas diferencias), reflexoterapia podal o manual, terapia craneosacral, quiropráctica, drenaje linfático manual y por supuesto la osteopatía.

LOS “DIAGNÓSTICOS”

Si bien un diagnóstico médico sólo lo puede realizar un doctor en medicina, antes de que ésta tuviera el gran campo de acción que posee en la actualidad, las terapias naturales ya tenían una serie de métodos y pruebas para acotar la dolencia del enfermo y establecer un tratamiento.

En la actualidad los “diagnósticos” naturopáticos se usan solos o combinados dependiendo del terapeuta, del enfermo y del problema planteado.

- Diagnóstico de la Medicina Tradicional China (MTCH): Utiliza el pulso para comprobar la circulación de la energía en el cuerpo así como los órganos o zonas afectadas. Existen diferentes tipos de pulso así como zonas donde tomarlo.

Igualmente la MTCH utiliza el diagnóstico por la lengua, dividiendo ésta en diferentes zonas asociadas a órganos así como síndromes, dependiendo del color, la congestión y la capa (saburra) que en ocasiones la cubre.

De manera similar al diagnóstico a través de la lengua, también es una parte indispensable de la MTCH el diagnóstico por la cara. Según él, de los rasgos y colores faciales de una persona se pueden obtener datos precisos sobre su estado orgánico y energético así como del síndrome por el que el enfermo está pasando en ese momento.

- Kinesiología: Se trata de un método mediante el cuál el terapeuta realiza una serie de mediciones y comparaciones del tono de diferentes músculos. Si un músculo tiene variaciones en su tono puede significar que los órganos relacionados con él no están funcionando correctamente.

El terapeuta actuará sobre los llamados puntos neurolinfáticos y puntos neurovasculares mediante los cuáles tratará tanto los órganos como los músculos afectados. Posteriores mediciones irán mostrando el progreso del tratamiento.

Es muy común el uso de la kinesiología como método de diagnóstico y como tratamiento para otras técnicas (fitoterapia, homeopatía, etc.)

- Iridiología. Según los descubridores de este método, la propensión orgánica a padecer cierto tipo de enfermedades –lo que en las terapias naturales se denomina “terreno”- están reflejadas en el iris a través del sistema nervioso.

Cada zona del iris corresponde a una parte del cuerpo. Los diferentes tipos de marcas así como los distintos tipos de iris aportan los datos acerca de la persona, de su estado actual, de las huellas que anteriores dolencias han dejado en su cuerpo y de la facilidad o dificultad para tener otras.

Partiendo de los datos que nos revelan los ojos podemos comprobar las relaciones existentes entre las dolencias de la persona, la posibilidad de que se cronifiquen o la mejor manera de enfocar el tratamiento.

- Repertorización homeopática: Debido a la gran cantidad de remedios homeopáticos existentes y a la amplia patogenesia de éstos, en algunas ocasiones resulta muy complicado asociar un remedio a un enfermo, ya que muchos de los remedios tienen acciones muy parecidas pero no exactamente iguales.

Para ello se ha creado un libro de consulta en el que a través de preguntas acerca de las particularidades de una enfermedad, se van obteniendo las claves que conducen al homeópata a la elección final del remedio.

Si bien en un primer momento pudiera parecer que de esta manera la homeopatía únicamente trata los síntomas de una dolencia, al llegar a estos niveles de individualización, lo que se consigue es una reestructuración particularizada y personalizada de los mecanismos de defensa del enfermo para que, con la ayuda del remedio homeopático, su organismo en esa situación individual, sea capaz de reaccionar de manera adecuada.

Cada persona es distinta a las demás en sus reacciones, su modo de vida, su funcionamiento orgánico y su modo de regularse en estados alterados del organismo. Las técnicas naturopáticas y sus métodos de diagnóstico pretenden llegar al fondo de esa individualización para ofrecer el tratamiento más adecuado a cada persona, para diferenciarla de las otras y por tanto poder llegar al foco primordial del problema.

Artículo aportado por Rafael Sánchez

Colaborador de www.centrosnaturales.com

Por volumen de compra podrá elegir un regalo o un vale de descuento
Elija aquí su regalo o vale de descuento

Marcas

Artículos informativos por profesionales de la Salud Natural

  • Artículos informativos por profesionales de la Salud Natural
  • Información complementos nutritivos
  • Informaciones Generales sobre Salud Natural
  • Información sobre diferentes terapias naturales
  • Información de Cosmética Natural
  • Información de vitaminas y minerales
  • Información de Plantas Medicinales
  • Información Mundo del Té
  • Información de Alimentación

Información

  • Condiciones de compra y cómo comprar
  • Formas de envío
  • Formas de pago
  • Confidencialidad
  • Empresa
  • Formulario de contacto
  • Nuestros regalos
  • Ver todas las marcas

Newsletter casapià

Aceptar la política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si acepta y continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.