La Vitamina C reduce el riesgo de gota

La gota puede provocar dolor articular intenso, cuando se produce un exceso de ácido úrico en sangre. Entonces, el exceso de ácido úrico se cristaliza y se deposita en las articulaciones y otros tejidos, causando inflamación y dolor. Evitar un consumo elevado de alcohol, de carbohidratos refinados y un exceso de proteínas son medidas dietéticas necesarias para reducir el riesgo de gota.

Un estudio evaluó, mediante cuestionarios dietéticos, la ingesta diaria de vitamina C durante 20 años en 1.317 personas, descubriéndose que  las ingestas de entre 500 y 999mg diarios de vitamina C disminuían en un 17% el riesgo de gota respecto a aquellos con consumos inferiores a 250mg diarios. En consumos entre 1.000 y 1.499mg, el riesgo de gota era un 34% menor y en personas que consumían más de 1.500 este se reducía hasta un 45%.

El posible mecanismo de acción podría ser una reducción en los niveles de ácido úrico en sangre por parte de la vitamina C, lo que evitaría la formación de cristales de urato. Por ello, incrementar el consumo de vitamina C puede ser de utilidad en la prevención de la gota.

Referencia: Source: British Journal of Nutrition

Deja un comentario