Calaguala, propiedades y beneficios de la planta medicinal

La Calaguala (Polypodium Angustifolium) es una planta de las denominadas epífitas, que significa que crece adherida a otras plantas, tanto en sus ramas como en la corteza, en lugar de hacerlo en el suelo. Puede haber alguna excepción e incluso hacerlo en rocas, pero no es lo habitual.

Hay discrepancias en cuanto su origen, pues hay quien lo coloca en Centroamérica y quien defiende que es específica del Perú, pero lo cierto es que se puede encontrar desde México a gran parte de Sudamérica. En estas zonas es conocida con otros nombres como hibera ruiz, polipodio y sobre todo como hierba de lagarto.

Se trata de una planta leñosa, parecido a las resinosas, pues tiene aspecto de goma entre roja y acre y de sabor amargo. Contiene mucha sal, ácido silícico y cal. Su rizoma negruzco da lugar a largas hojas en forma de peciolos y se reproduce mediante esporas.

Se recolecta directamente en el bosque, de forma silvestre, de forma controlada pues una recolección descontrolada podría poner en peligro la especie, lo que también tiene su incidencia a la hora de las características de comercialización.

Los rizomas se obtienen por recolección en los bosques de crecimiento silvestre, se recomienda mantener bajo manejo las zonas de crecimiento natural o iniciar su domesticación y cultivo para garantizar su abastecimiento sostenido.

La calaguala planta de la familia de las Polipodiáceas es una planta epífita por excelencia, esto quiere decir que no crece en la tierra sino muy rara vez, medrando en la corteza y ramas de otros vegetales o en rocas, consta de un rizoma rastrero y escamoso, delgado el cual tiene un sabor dulce-agrio, sin olor del que salen hojas densas, glabras verdes sobre tallos azul café.

Las hojas son ovado oblongas de 30 a 120 cm. de largo y de 20 a 40 cm. de ancho. La calagula es nativa de Centroamérica y su territoriose extiende desde México a Sudamérica.

El hábitat preferido por la calaguala son los bosques y zonas montañosas, donde suele crecer en rocas. Pérez-Arbelaez ( 1978) afirma que la calaguala prospera en tierras calientes e interiores.

Se indica igualmente que crece en forma silvestre en los árboles de ” encino” americano ( no debe confundirse con la encina europea ).

La calaguala contiene en su composición mucho leñoso, sustancia que parece goma, en cantidad algo menor, resina roja, amarga y acre, también bastante abundante, sustancia que parece almidón, materia colorante, muy poco ácido málico, mucha sal de comer, cal y ácido silícico.

Igualmente, entre los compuestos químicos principales de la calaguala se encuentran los glicósidos de la saponina basados en polipodosapogenina, la osaldina (compuesto que le da sabor dulce), ecdisteroides polipodinas A y B, derivados de floroglucina , ademas de otras sustancias como el aceite esencial, aceite fijo, tanino,etc.

Composición química

La composición química de la Calaguala contiene azúcares, aceites esenciales, almidones, nitrato de potasio, glicósidos de saponina calahualina, que le proporciona actividad anti-tumoral, polipodosapogenina, osaldina, ácido glicoretínico, esteroides (ecdiserona y polipodaureína), aceites grasos, taninos, resinas y pricipios amargos y colorante rojo.

Aplicaciones

Desde su incorporación como remedio natural, se le atribuyen una larga lista de usos. Por ejemplo, es recomendada como sudorífico, purificador sanguíneo y se le atribuyen buenos resultados en casos de sífilis, reumatismo y problemas cutáneos.

Se sabe por unos estudios realizados por el Dr. Wren (1994) que tiene cualidades expectorantes y actúa como planta antitusígena. También el Dr.Wren lo cita como un buen remedio contra la falta de apetito, pero incide, de
nuevo en sus cualidades para enfermedades dermatológicas.

La verdad es que las propiedades que se atribuyen por diferentes estudios publicados son múltiples, gracias a sus cualidades depurativas: afecciones gastrointestinales, respiratorias y cardiacas. Alivio de dolor en los huesos o reumatismo, para fiebres, problemas renales, cálculos, vermífugo y altamente efectivo en casos de diabetes y exceso de ácido úrico o gota.

Pero el máximo rendimiento se obtiene en casos de problemas de tipo dermatológico, por lo que su uso está muy recomendado en el tratamiento de dermatosis, eczemas, vitíligo y psoriasis, así como coadyudante en problemas más graves de tipo autoinmune com el cáncer de piel.

Esta incidencia positiva sobre los problemas de la piel es gracias a la acción positiva que ejerce sobre la síntesis del colágeno sustancia necesaria para mantener las defensas autoinmunes en piel en cuanto a tersura y juventud, así como con el cabello.

Es difícil encontrar un tratamiento para casos como el vitíligo y la psoriasis. De hecho su origen es todavía incierto para los científicos y no se ha encontrado un fármaco realmente efectivo para ello.

Por eso, la irrupción de la Calaguala en el mercado es una buena noticia pues a las múltiples propiedades de esta planta, el tratamiento de la psoriasis y el vitíligo encuentra un gran aliado en el mundo de la farmacopea natural.

Las raíces de esta planta suelen ser un remedio seguro para purificar la sangre, obrando al mismo tiempo como un excelente sudorífico. Con esta planta se encuentra un buen remedio curar la sífilis, reumatismo y ciertas enfermedades de la pie.

Se prepara con medio manojo o algo mas de esta raíz ya limpia, picada y machacada y un litro de agua que tiene que hervir hasta quedar reducida a la mitad por el hervor.

Luego se toma este cocimiento tibio y con azúcar o miel, durante el día, por tazas. Es un excelente remedio en las enfermedades sifilíticas y en sus complicaciones, pero hay que seguir el tratamiento con constancia durante un tiempo mas o menos largo para observar sus buenos resultados.

Entre los campesinos ecuatorianos la calaguala se estima por su acción antireumática, antisifilítica, diaforética y sudorifica.

Según Wren (1994) tiene acción expectorante, alterativa, antitusígena, además de ser un tónico antidispéptico y contra la inapetencia. Igualmente, sostiene dicho autor, se usa para las enfermedades de la piel.

calaguala-g.jpgEste mismo autor advierte sinembargo que luego de su ingestión puede presentarse ocasionalmente comezón, aunque añade que dicho efecto es inofensivo.
La decoccion e infusión del rizoma se usa por la vía oral para pacientes con afecciones gastrointestinales (dolor de estómago, gastritis, diarrea y estreñimiento), respiratorias (asma y tos ferina) y cardiacas (hipertensión).

Se recomienda en el alivio de los dolores óseos, reumatismo, tanto como de la diabetes y la gota. La calaguala es un potente vermífugo, asi como antivenéreo. También se trata con la calaguala afecciones renales y de las vías urinarias: como los cálculos y la hidropesía.

Se la emplea en forma tópica, en emplastos y cataplasma elaborados en base de infusiones para lesiones contusas, úlceras de la piel, psoriasis y eczemas.

Para la decocción se debe dejar 20 gramos del rizoma o raíz en 1/2 litro de agua hirviendo, y beberse el contenido, en una taza de té. A no estar de más recordarmos que la calaguala tiene actividad antiimflamatoria, depurativa e inmunomoduladora por lo que su uso está valorado para el tratamiento de la psoriasis, eczemas, dermatosis, vitiligo y disfunción inmune (Cáceres,1996).

Se usa también este cocimiento en los atrasos o adelantos de la menstruación. Un cocimiento de dos manojos de la raíz y dos litros de agua en los que se hace hervir unos quince minutos, sirve para los lavajes y para curar los flujos blancos de ]as mujeres, vaginitis y vaginismo.

En investigaciones de Laboratorios y clínicas se conoce ahora que también tiene uso en personas con cáncer en su desarrollo temprano. Se usa principalmente para tratar las afecciones de la piel: Psoriasis, dermatosis, la medicina tradicional lo recomienda en tumores cancerigenos. Es sudorífica y diurética, ayuda a la eliminación de ácido úrico, por lo tanto, se emplea para combatir la artritis reumatoide

Esta hermosa planta crece en toda la América tropical y semi-tropical.

Contraindicaciones:
Puede producir irritación de la mucosa gástrica. Se ha descrito un efecto potenciador de los digitálicos, y la inducción de ligeras hiperglucemias en diabéticos, por lo que habría que controlar la glucemia y ajustar las dosis de insulina si fuera necesario.

Deja un comentario