Manzanilla Mahón: Propiedades de la Planta Medicinal

Existen diversidad de clases de manzanilla, todas las variedades son importantes y tienen sus características que la identifican. En esta ocasión hablaremos de la manzanilla de Mahón.

¿Qué es la manzanilla de Mahón?

Manzanilla Mahón (Santolina chameyparissus), también conocido como el abrotano hembra, es una pequeña mata que no crece más de 3 palmos.

Además, posee numerosos tallos delgados y empinados. Las hojas son lineales y van desapareciendo a medida que se asciende por la sumidad, hasta dejar un trecho completamente desnudo. Las cabezuelas tienen todas las flores iguales, algunas veces muy velludas y otras veces muy verdes, casi sin pelo.

Se cría en los collados pedregosos de los terrenos calcáreos de gran parte del país, desde la costa hasta altitudes próximas a los 2000 m. Escasea en Asturias y Galicia.

Manzanilla de Mahón: usos

La manzanilla Mahón (Santolina chameyparissus) o abrótano hembra es muy rico en esencia. Sin embargo la cantidad que presenta varía mucho en función de la raza, el lugar en donde se desarrolla y el estado en que se encuentre.

La composición de la esencia todavía está por definir. Se cree que contiene cetonas terpénicas y azuleno, además de un alcohol, pero no hay nada confirmado. Algunos estudios que se habían realizado correspondían a las esencias de otras especies.

Manzanilla de Mahón

En España, a las cabezuelas del abrótano hembra se les atribuyen virtudes parecidas a la manzanilla. Se consideran aperitivas, digestivas, antisépticas, expectorantes y cicatrizantes. En realidad, las primeras virtudes que se atribuyeron a las sumidades floridas del abrótano fueron las de la manzanilla, siendo más tarde cuando se observó que era también vulneraria, emenagoga e incluso vermífuga.

Manzanilla de Mahón: propiedades

Las plantas medicinales tienen distintas propiedades muy beneficiosas para nuestra salud. En concreto, la manzanilla de Mahón está perfectamente indicada en digestiones lentas, gases intestinales, dolores menstruales, bronquitis, asma, anorexia y espasmos gastrointestinales.

En uso externo, se emplea, sobre todo, en infusión para la conjuntivitis, inflamación de los párpados o blefaritis, estomatitis y vaginitis. Como siempre que tenemos una esencia, hay que guardar las debidas precauciones, sobre todo en niños, por ser los más susceptibles de sufrir intoxicación.manzanilla de Mahón

En nuestra Península crecen varias especies de santolina, por el momento han sido poco estudiadas y son muy parecidas al abrótano hembra.

Al no disponerse de documentación sobre las otras especies, cabe pensar que podría haber alguna tóxica, por lo que la recolección debe dejarse en manos de expertos. Si queremos aprovechar sus virtudes, lo mejor es acudir a algún experto en la materia a fin de que pueda asesorarnos.

¿Cómo se toma la manzanilla de Mahón?

Infusión

Se recogen unos 5-8 capítulos florales y se añaden a una taza de agua hirviendo. De esta tisana se pueden tomar hasta 3 tazas al día.

Esencia

La esencia ya preparada se puede tomar a razón de 3-4 gotas, añadidas sobre un terrón de azúcar, 3 veces al día.

Uso externo

La misma infusión anterior, pero más concentrada, se puede emplear en forma de colirios, baños oculares, enemas o irrigaciones vaginales.

Floración de la manzanilla de Mahón

Florece en junio, más o menos por San Juan, y esta época se prolonga durante gran parte del verano. En algunas zonas del sur suele echar las flores un poco antes.

De la recolección interesa la sumidad florida, que se recoge en verano, poniéndose a secar a la sombra o en secadero. Como la planta posee una esencia, el envasado debe ser hermético para no perderla.

Deja un comentario