L-Lisina: propiedades y usos

La lisina es uno de los aminácidos que el organismo ha de obtener a través de la dieta, y que se conocen como aminoácidos esenciales.

¿Qué es la L-Lisina?

La Lisina es un aminoácido de los denominados esenciales, que significa que hemos de obtenerlo mediante nuestra alimentación, aunque si hay alguna carencia alimentaria o una dificultad de absorción del cuerpo podemos tomarla adicionalmente de forma natural como suplementación dietética.

Los aminoácidos se obtienen, para convertirse en cadenas de proteínas, en dos formas: la D y la L, siendo esta última la que se encuentra de forma natural en los tejidos, por lo que en dietética se usa la forma L por ser más sinérgica con la naturaleza humana. Por ello cuando hablamos de la Lisina, en realidad lo estamos haciendo de la L-Lisina.

Está relacionada con el proceso de crecimiento y desarrollo en edades cortas, es decir en la niñez y en la adolescencia. Es por ello que últimamente se usa en equipos y deportistas en formación de forma importante, sobre todo en América.

L-Lisina como complemento para el deporte

En Europa y sobre todo en España no es todavía una práctica habitual. Los objetivos que se espera de su aplicación es el favorecer el desarrollo físico, tanto en el aspecto atlético, que no muscular ya que no presenta unos efectos de tipo anabolizantes, como en el aspecto óseo, ya que una característica de la L-Lisina es que interviene de forma muy activa en el proceso de metabolización y de absorción del calcio presente en nuestra alimentación, vital para el desarrollo de los huesos.

Esto es de gran importancia pues el calcio sólo se fija en el esqueleto  cuando encuentra en los huesos las condiciones ideales para hacerlo e incluso cuando se tome calcio de forma adicional, no se producirá la fijación si no hay en el hueso los elementos necesarios y la L-Lisina es uno de ellos.

Otros elementos necesarios son las vitaminas A y D y si se combina con la vitamina C y el aminoácido L-Arginina, con el objeto generar el colágeno necesario para huesos, cartílagos y piel, obtendremos una gran ayuda para el tratamiento y prevención de la osteoporosis, así como se favorecerá, gracias a la combinación con la L-Arginina la producción de la hormona del crecimiento que resultará vital para un correcto desarrollo.

La industria alimentaria añade L-Lisina a muchos productos comercializados como potenciadores del déficit de calcio (leches, yogures, etc..) sin que se note su presencia , pues prácticamente no tiene sabor, cosa que la hace totalmente aceptable por los niños.

¿Dónde se encuentra la L-Lisina?

Hay diversos alimentos que contienen Lisina en su composición, pero una de las fuentes más importantes es toda la familia de las legumbres. Estamos hablando de judías, garbanzos, lentejas, soja, etc…

También encontramos una fuente importante de Lisina en otros elementos diversos como algunos pescados, básicamente los azules y el bacalao, en muchas algas, huevos, patatas, en los productos lácteos, desde la leche, evidentemente por lo dicho antes también la leche de soja, yogures de ambos tipos, así como en el queso y otros productos dietéticos como tofu o kéfir. También en la levadura de cerveza y en muy pocos o casi ningún cereal, por lo que cuando tomemos cereales en nuestra dieta es conveniente acompañarlos de alguna legumbre.

Beneficios de la L-Lisina

Resumiendo y ampliando todo lo citado anteriormente, los principales beneficios que obtenemos con el aporte de la L-Lisina son los siguientes:

  • Combinada con la vitamina C, ayuda a la producción de colágeno y por tanto fortalece cartílagos, tendones y mejora la piel.
  • También combinada con la vitamina C, parece ayudar a prevenir problemas cardiovasculares al prevenir la formación de placas.
  • Refuerza y mejora el proceso de crecimiento y la formación ósea en los niños.
  • Favorece la absorción de calcio.
  • Mejora el rendimiento deportivo.
  • Previene y evita la aparición del Herpes labial, ya que según algunos estudios parece ser que actúa evitando el avance del virus que muere por inanición.

Prevención y tratamiento del herpes

Algunos estudios muestran que los suplementos de lisina aceleran la recuperación y previenen la recurrencia de la infección herpética. Los beneficios parecen deberse principalmente a la capacidad de la lisina para antagonizar la arginina, que promueve el crecimiento del herpes.

Aunque la investigación se ha centrado principalmente en el herpes simplex, es probable que sea también útil en otras formas de herpes, como por ejemplo el herpes zoster.

Protector Cardiovascular

La formación de lesiones en las arterias puede conducir a aterosclerosis, un precursor de la patología cardiaca. Se ha comunicado que la lisina refuerza la integridad del tejido en las paredes de las arterias, un proceso que puede inhibir la aparición de lesiones arteriales y/o acelerar su curación. La lisina es también un precursor de la carnitina, un potente tónico cardiovascular.

Desintoxicación del plomo

Se ha demostrado que la lisina se une al metal pesado plomo y es una ayuda efectiva en su eliminación, reduciendo así su toxicidad.

Comercialización y uso

Puedes encontrar la L-Lisina en nuestro Herbolario Online. Se comercializa generalmente en cápsulas y también existe en polvo para ser disuelto.

Es más efectivo tomarlo una media hora antes de comer, pero en cualquier caso, las dosis dependerán de diversos factores (niños, adultos, deportistas, etc…) por lo que debe seguirse las indicaciones del especialista.

Bibliografía:

Adour K, el al, American Academy of Otolaryngology, Annual Meeting. Dallas. Tk. 1979.
AlbaneseA, el al, Am J Clin Nutr.3(3):121-I?8. 1955.
Bland 1 (ed), Medical Applicalions el Clinical Nutrilion, Keats, New Canaan, CT, 1983.
Blnueh H and Giunlot R, JAMA. 241(26):’_79R-28(11, 1979.
Braverman E and Pfeiffer C, The Flealine Nutrients Within, Keats, New Canaan, CT, 1987.
Griftith R el al, Dermatoloeica. 156:257-267. 1978.
Hoffer A, Orthomolecular Nu[rition, 64, Keuts. Vew Canaan. CT, 1978. Kagan, el al. Dermatologica, Vol 156, 1978, pp 157-67.
Leeming T and Donaldson W, 1 Nutr, 114(11):2155-2159. 1984. LLoan,, R, el al, Nutr. Rep. Inter., 22t9):313. 1980.
Walscr M, Amino Acids: Metabolism and Mcrlicul Applications. Williams R, Encyclopedia of Biochemistry.500 Reinhold. 1967.

Deja un comentario