Casa Pià
Página dedicada a ofrecer información recopilada sobre Salud Natural
Enfermedades y Remedios

Plantas Medicinales Flores de Bach

Complementos Dietéticos Alimentación Natural Cosmética Natural Vitaminas
Naturales
Minerales y
Oligoelementos
 

 

ENVEJECIMIENTO Y CALIDAD DE VIDA

TEORIAS SOBRE EL ENVEJECIMIENTO
Se han propuesto muchas teorías para explicar el proceso de envejecimiento. Goldstein y colaboradores las han revisado extensamente y finalmente las han dividido en dos grandes categorías: las que afirman que el proceso de envejecimien¬to sería el resultado de la suma de alteraciones que ocurren en forma aleatoria y se acumulan a lo largo del tiempo (teo¬rías estocásticas), y las que suponen que el envejecimiento estaría predeterminado (teorías no estocásticas).

Teorías Estocásticas
El envejecimiento resultaría como consecuencia de alteraciones que ocurren de forma aleatoria y se acumulan a lo largo del tiempo.

1. Teoría del error catastrófico (Orgel, 1963)
Esta teoría propone que con el paso del tiempo se produciría una acumulación de errores en la síntesis proteica, que en último término determinaría daño en la función celular.
Se sabe que se producen errores en los procesos de transcripción y translación durante la síntesis de proteínas, pero no hay evidencias científicas de que estos errores se acumulen en el tiempo (en contra de esta teoría está la observación de que no cambia la secuencia de aminoácidos en las proteínas de animales viejos respecto de los jóvenes, no aumenta la cantidad de tRNA defectuoso con la edad, etc.).
Actualmente hay poca evidencia que apoye esta teoría.
2. Teoría del entrecruzamiento
Teoría que postula que ocurrirían enlaces o entrecruzamientos entre las proteínas y otras macromoléculas celulares, lo que determinaría el envejecimiento y el desarrollo de enfermedades dependientes de la edad. Esta teoría no explica todos los fenómenos relacionados con el envejecimiento, pero sí algunos. Se sabe que el desarrollo de cataratas es secundario a que las proteínas del cristalino sufran glicosilación y comiencen a entrecruzarse entre ellas, lo que lleva a la opacifica¬ción progresiva de éste. También se ha observado entrecruzamiento de las fibras de colágeno entre ellas, pero su signifi¬cado clínico no es del todo claro.
3. Teoría del desgaste
Esta teoría propone que cada organismo estaría compuesto de partes irremplazables, y que la acumulación de daño en sus partes vitales llevaría a la muerte de las células, tejidos, órganos y finalmente del organismo.
4. Teoría de los radicales libres (Harman, 1956)
Es una de las teorías más populares. Propone que el envejecimiento sería el resultado de una inadecuada protección con¬tra el daño producido en los tejidos por los radicales libres.
Vivimos en una atmósfera oxigenada, y por lo tanto oxidante. El oxígeno ambiental promueve el metabolisnao celular, produciendo energía a través de la cadena respiratoria (enzimas mitocondriales). Como la utilización y manejo del 02 no es perfecto, se producen radicales libres, entre ellos el radical súper óxido. Los radicales libres son moléculas inestables y altamente reactivas con uno o más electrones no apareados, que producen daño a su alrededor a través de reacciones oxidativas. Se cree que este tipo de daño podría causar alteraciones en los cromosomas y en ciertas macromoléculas como colágeno, elastina, mucopolisacáridos, lípidos, etc.
Se ha encontrado una buena correlación entre los niveles celulares de superóxido dismutasa (enzima de acción antioxi¬dante) y la longevidad de diferentes primates. Además, estudios en ratas sometidas a restricción calórica han mostrado un aumento en la longevidad de éstas, lo que se cree es debido a una menor producción de radicales libres.
Faltan más estudios para lograr comprender más a fondo el rol de los radicales libres en el proceso de envejecimiento. Lo que sí es claro, es el importante papel que juega el daño producido por la liberación de radicales libres en ciertas pato¬logías relacionadas con el envejecimiento, tales como las enfermedades cardiovasculares, cáncer, cataratas, enfermedad de Alzheimer, y otras.
Según la evidencia con la que contamos hasta el momento, si logramos disminuir la generación de radicales libres o neu¬tralizarnos sus efectos nocivos, lograríamos disminuir estas enfermedades. Entonces, seríamos capaces de prevenir una muerte precoz por estas patologías.
Lo que queda aún por esclarecer, es si logrando disminuir el daño por radicales libres, lograremos aumentar la longevi¬dad máxima.

Teorías no Estocásticas
El envejecimiento estaría predeterminado. Estas teorías proponen que el envejecimiento sería la continuación del proce¬so de desarrollo y diferenciación, y correspondería a la última etapa dentro de una secuencia de eventos codificados en el genoma.

1. Teoría del marcapasos (Reloj del envejecimiento». Burnet, 1970)
Los sistemas inmune y neuroendocrino serían «marcadores» intrínsecos del envejecimiento. Su involución estaría gené¬ticamente determinada para tener lugar en momentos específicos de la vida.
En la versión más popular de esta teoría, se piensa que el «reloj del envejecimiento» reside en el hipotálamo. Asimismo el timo jugaría un rol fundamental en el envejecimiento, ya que al alterarse la función de los linfocitos T, disminuye la inmunidad y aumentan, entre otros, la frecuencia de cánceres.
2. Teoría genética
Aunque no se conocen exactamente los mecanismos involucrados, está claro que el factor genético es un importante determinante del proceso de envejecimiento.
Existen patrones de longevidad específicos para cada especie animal. También existe una mucho mejor correlación en la sobrevida entre gemelos monocigotos, que entre hermanos. Asimismo, la sobrevida de los padres se correlaciona bien con la de sus hijos.
En los dos síndromes de envejecimiento prematuro (sd. de Wemer y progeria), en los cuales los niños mueren de enfer¬medades relacionadas al envejecimiento, hay una alteración genética autosómica hereditaria. En el hombre, células de piel obtenidas de recién nacidos se pueden dividir 60 veces, las de adultos viejos se dividen 45 veces, y las células de sujetos con síndrome de Wemer se dividen 30 veces solamente.
Hasta la fecha se conocen 4 grupos de genes en los cromosomas 1 y 4, que dan información sobre cese de la división celular (genes inhibidores). Se sabe también que existen oncogenes estimuladores del crecimiento, los cuales al activar¬se determinan división celular infinita, lo que resulta en una célula inmortal (cancerosa).
Según parece, el envejecimiento celular estaría condicionado por la pérdida progresiva con la edad de material genético en los extremos de los cromosomas: los telómeros. Cada vez que una célula del organismo se reproduce, el telómero se acorta. Cuanto más se acorte dicho telómero, mayor es la afectación en la forma de expresión celular de su código celu¬lar y el resultado es el envejecimiento celular.
Como ejemplo, en la progeria los telómeros del niño al nacer tienen la longitud equivalente a una persona de 90 años, en cambio en el sd. de Werner tienen una longitud normal pero se acortan más rápidamente que los telómeros norma¬les. Asimismo, la exposición excesiva al sol, las infecciones y las heridas, la exposición a radiaciones, el estrés y el tabaquismo hacen necesaria una replicación celular más rápida, por lo que se acelera a su vez la pérdida de los teló¬meros.
Debido al acortamiento telomérico se limita la capacidad de proliferación de las células, esto limitará el número de divi¬siones posibles y por lo tanto condicionará la duración de su vida («Reloj teloméricoH).
Por lo tanto, la capacidad de reparación del ADN a su vez se correlacionará positivamente con la longevidad de las dife¬rentes especies. Una enzima denominada telomerasa será capaz de compensar la pérdida del ADN telomérico reconstru¬yendo su secuencia. Dicha enzima se encuentra principalmente en las células sexuales y en las cancerosas.
Debatida durante mucho tiempo, por fin esta hipótesis ha sido validada. La posibilidad de controlar el reloj telomérico abre el camino hacia nuevos tratamientos de las patologías relacionadas con la vejez.
En conclusión, existe fuerte evidencia de un control genético del proceso de envejecimiento, tanto en el ámbito celular como del organismo en su totalidad, pero aún faltan más estudios que analicen la correlación entre este control genéti¬co y los factores ambientales.
« El ADN ni se preocupa de nada ni sabe nada. Simplemente, es. Y nosotros bailamos al son de su música».
RICHARD DAWKINS
Pero entonces, ¿por qué envejecemos?
No existe una teoría sobre el envejecimiento que pueda explicarlo completamente.

Probablemente envejecer sea la consecuencia de una serie de factores, intrínsecos y extrínsecos, que interactúan sobre el organismo a lo largo del tiempo, y determinan finalmente un debilitamiento de la homeostasis que culmina con la muer¬te. El proceso de envejecimiento sería el resultado de la interacción entre las noxas que atacan al organismo, y los meca¬nismos de defensa, todo esto en un individuo con su carga genética determinada.
Si bien es cierto que el envejecimiento es un proceso universal, no ocurre en forma uniforme en los diferentes individuos de una misma especie, ni tampoco en los distintos órganos de una misma persona. Es característicamente heterogéneo.
Aún falta mucho por comprender acerca del proceso de envejecimiento y obviamente estamos lejos de encontrar la «fór¬mula de la eterna juventud». Teóricamente, la prolongación de la vida tendría un máximo determinado por la longevi¬dad de cada especie y parece lógico afirmar que el secreto de cómo prolongar la vida está en el arte de aprender cómo no acortarla.
En la práctica, lo que realmente importa es la edad funcional de la persona, y no su edad cronológica. Es ésta la que va a indicar su capacidad de autosuficiencia para las actividades del diario vivir.
Más importante que dar más años a la vida, es dar más vida a los años, esto es, a fin de cuentas, aumentar la «calidad de vida».

Escrito elaborado por Mikel García Iturrioz
Solgar España

 

 

Ir a www.casapia.comIr un paso atrás
 

Inicio Informaciones Dietética, Colabora con nosotros, Galería Fotográfica, Videos de paisajes y temas naturales, Foros de debate sobre Salud Natural,
Plantas medicinales, Flores de Bach o Elixires Florales, Complementos dietéticos, Alimentación Natural, Cosmética Natural, Remedios Naturales, Vitaminas, Minerales.

 


Webs y empresas que colaboran en el mantenimiento de esta página:
www.centrosnaturales.com :: www.saludyturismorural.es :: www.midietetica.com :: www.dieteticaonline.es