Ruda
(Ruta graveolens)

Descripción
La ruda es una interesante especie desde el punto de vista medicinal. Se trata de una planta perenne con un tallo que engrosa año tras año y del que salen todos los años nuevos vástagos que alcanzan los 40-60 cm de altura. Las flores son de color amarillo alimonado y forman vistosos ramilletes terminales. El fruto es una cápsula que contiene numerosas semillas negras. Toda la planta despide un desagradable olor, lo que la hace inconfundible.
Originaria de Asia Menor, su cultivo se extendió rápidamente por todo el Mediterráneo ya que su característico olor hizo que nuestros antepasados se fijaran en ella y en sus posibles usos terapéuticos. En nuestros días es fácil encontrarla en tierras sin cultivo, pues no requiere condiciones especiales de cosecha.

Aplicación
El principal componente que se extrae de esta planta es un glucósido llamado rutina que se encuentra sobre todo en las hojas. También se extrae una esencia incolora o ligeramente amarilla, de olor intenso y sumamente desagradable.
Las virtudes de esta planta derivan principalmente de la acción de la rutina, que es capaz de aumentar la resistencia de los capilares sanguíneos, evitando su rotura y las consiguientes hemorragias que podrían aparecer. También es una planta muy rica en vitamina C, pero más que para combatir el escorbuto se utiliza para prevenir aquellos casos en los que hace falta reforzar los vasos capilares.
La esencia tiene una acción emenagoga, es decir, aceleradora de la menstruación, pudiendo llegar a ser abortiva, ya que se ejerce una potente acción sobre el útero. Es una esencia muy tóxica que hay que manejar con sumo cuidado, pues en caso de intoxicación pueden aparecer hemorragias, confusión mental, problemas digestivos e incluso puede sobrevenir la muerte si la dosis es excesiva.
Otras propiedades de la ruda son las que se refieren a que posee acciones antiespasmódicas, sudoríficas y antihelmínticas, aunque estas propiedades no son tan importantes ni tan intensas como las primeras.
Su uso está contraindicado en casos de dermatosis, embarazo, prostatitis y gastroenteritis.

Administración.
.- Infusión de ruda. Para facilitar la menstruación. Se prepara con un puñadito pequeño de ruda en una taza de agua hirviendo. Se pueden tomar hasta 2 tazas al día.
.- Cataplasma. Para abscesos y forúnculos. Para ello debemos tener la planta fresca. Se machaca y se coloca sobre el absceso, cubriéndolo con una gasa.
La esencia no está recomendada, salvo bajo prescripción médica. Otras formas de administrar ruda son: en forma de polvo, de extracto fluido, de tintura y también como infusión de uso externo, pero siempre bajo control de personal autorizado.

Floración
La ruda florece en primavera y verano. Para su uso medicinal se recolectan sumidades floridas, que se deben cortar junto con las hojas basales. Al ser una planta que se renueva con bastante rapidez, se pueden hacer varias cosechas al año. Las ramas, una vez cortadas de la cepa, se extienden sobre cañizos en lugar bien aireado y lejos del sol, o en secadero a una temperatura nunca superior a los 30-35ºC. La recolección se debe realizar con las flores a medio abrir, ya que es en este período cuando más principios activos posee.

Comprar semillas de Ruda >>>[+]

Semillas de Ruda