Grama
(
Cynodon dactylon)

Descripción:
La grama suele medir de 10 a 30 cm de altura. Está formada por un rizoma del que parten las raíces subterráneas y las ramas aéreas. El tallo crece a ras de tierra muy estirado y las ramas se elevan bastante erguidas. Las hojas tienen forma alargada lanceolada; son bastante estrechas, acaban en punta y están recubiertas de vello muy fino.
Se halla en toda la Península Ibérica, de norte a sur.
La grama se cría al borde de caminos y en tierras de cultivo. Una vez que crece entre un cultivo es difícil eliminarla, pues o se quita bien la raíz o vuelve a crecer.

Aplicación:
La parte más utilizada es la raíz, compuesta por almidón, proteínas, azúcares y grasas.
Las raíces de esta planta tienen propiedades diuréticas. Son especialmente buenas para el riñón pues provocan la orina de una forma muy suave sin producir ningún tipo de efecto secundario. También son astringentes y en ocasiones se utilizan como aperitivas. Además, están indicadas para problemas de hígado y bazo.
Antiguamente se preparaban con esta planta remedios caseros muy complicados, mezclándola con otras plantas como el cardo corredor, la gatuña, etc.
La planta es totalmente inocua y se utiliza desde hace mucho tiempo como remedio casero y en preparados farmacéuticos.
Asimismo se usa como pasto para todo tipo de ganado (cabras, ovejas, etc.) formando parte de su alimento diario.

Administración:
.- Cocimiento. Se ponen 30 g de rizoma y raíces en 1 litro de agua y se dejan hervir durante veinte minutos; se deja enfriar y se cuelan los restos de la planta. Si el sabor no resulta agradable se puede añadir azúcar para endulzar. No tiene efectos secundarios y por ello se pueden tomar tantas tazas como se deseen.

Floración y recolección:
La época de floración comienza en el mes de junio para continuar durante todo el verano y finalizar a principios de otoño.
Las flores son muy pequeñas, se agrupan formando una espiga y su color es violeta.
Se recolecta el rizoma y en alguna ocasión las raíces pequeñas que parten de éste. Se puede recolectar durante todo el año, aunque la mejor época es la de floración, cuando todos los componentes de la planta están mucho más activos.