La Sal del Himalaya

Belleza y salud natural para todos
Un objeto de gran belleza para su hogar. Los especialistas en Feng Shui recomiendan este tipo de lámparas como armonizador del entorno. Se elaboran empleando rocas naturales de cristal salino formadas durante millones de años. Por esta razón cada lámpara es un ejemplar único que varía ligeramente de los demás en su tonalidad y forma. Al calentarse por efecto de la bombilla instalada en su interior, emite iones negativos beneficiosos para el ser humano. Ideal para habitaciones con niños, personas enfermas, asmáticos y alérgicos. Recomendada por especialistas en cromoterapia por su emisión de luz anaranjada, beneficiosa para relajar tensiones y contribuir a crear un ambiente distendido y agradable.

Purifique el ambiente con esta lámpara de sal. No es sólo un objeto bellísimo sino que además es SALUDABLE. Neutraliza los iones nocivos que emiten los televisores y los electrodomésticos en general. El aire se satura de todo tipo de elementos nocivos para la salud. CON LA LÁMPARA DE SAL CONSEGUIRÁ UNA ATMÓSFERA SANA EN SU CASA O DESPACHO. Cuenta con una bombilla interna que multiplica el efecto de la sal. Se trata de un objeto que por sus propiedades médicas puede ser utilizada positivamente contra alergias y problemas respiratorios. El color de la lámpara va desde el casi blanco, pasando por el naranja y llegando al rojo anaranjado. Crea una atmósfera tenue y muy apacible. Intente ponerla cerca de los monitores y las televisiones para conseguir mejores efectos.

Las lámparas de sal son ionizadores naturales que llenan la casa, oficina o comercio de una calidez muy confortable y agradable. Nuestra salud física y mental está influenciada entre otras cosas por la correcta ionización de nuestro entorno. Las lámparas de sal son ionizadores naturales que aportan calidez y claridad a los espacios. La sal con la que están fabricadas estas lámparas contiene casi todos los oligoelementos (en particular destaca su alto contenido en yodo) de los cuales depende el buen funcionamiento del organismo. El yodo enriquece el ambiente con iones negativos, equilibrando así el exceso de iones positivos perjudiciales para la salud. Las lámparas de sal son ionizadores naturales que absorben el exceso de ondas electromagnéticas emitidas por radios, TV, Ordenadores....

Han pasado más de 250 millones de años desde que la sal marina se cristalizó y acumuló en los yacimientos montañosos lo que contribuyó a que en su composición orgánica se manifestara una capacidad energética curativa extraordinaria. Un legado mágico del mar primitivo, el origen de toda forma de vida conocida. La sal cristalina del Himalaya, debido a su altura y la pureza de su contenido, en su medida justa, mezclada con agua, es una fuente increíble de energía curativa acumulada. En la actualidad, es la sal energética más completa que conocemos. Es tan pura como no puede serlo hoy ningún otro alimento, en ella se encuentra el medio ideal en el que todas las formas de vida están en armonía. Con la ayuda de esta sal, nuestras células encuentran el camino de regreso a un estado curativo primitivo lleno de energía. Sal del Himalaya

 

¿Qué es la sal?
La sal es la unión de pequeñas partículas llamadas iones que pueden estar cargadas positiva y negativamente. La sal común está compuesta por iones de sodio con carga positiva e iones de cloro con carga negativa, que han de compensarse entre sí. Dichos iones forman una zanja cúbica. Pero la sal común no es la única sal. Otros minerales de sal son, por ejemplo, sulfatos como el yeso o carbonatos como la cal. Las variaciones en la coloración de los cristales de sal reflejan las diferentes composiciones del mar u océano del que provenga dicho yacimiento.

Obtención de la Sal
El secado del agua marina es el método más antiguo que se conoce para obtener la sal ya preparada para su uso, se reproduce exactamente el mismo proceso que la naturaleza llevaría a cabo en las condiciones adecuadas, el mismo proceso por el cual los yacimientos de sal más grandes del mar primitivo fueron formados. Hoy en día, más de 50 millones de toneladas de sal son producidas en salinas de todo el mundo, a través de la sistematización de la obtención de sal marina. En las zonas llanas de la orilla se forman como mínimo tres cuencas, comunicadas por canales que pueden ser bloqueados. Se deja entrar el agua marina en la primera cuenca, formando una concentración muy alta de sal en agua provocada por una alta evaporación. La solución salina pasa a la segunda cuenca, más pequeña, y así sucesivamente hasta la última cuenca donde finalmente cristaliza la sal y se amontona en grandes montañas artificiales de sal.

La sal del Himalaya
La sal cristalina que conserva su estructura primitiva natural al ser extraída de los yacimientos posee cualidades muy diferentes a la sal refinada en la forma antes explicada, con su composición en forma de cloruro de sodio recristalizado. La formación orogénica del Himalaya se produjo bajo la mayor presión conocida sobre depósitos de sal formándose yacimientos con una cantidad inusual de sal cristalizada con una estructura cristalina de color rojo anaranjado, siendo una de las sales más ricas y especiales en cuanto a energía se refiere que se conocen hasta el momento.

Ir a la página de inicio Ir al menú de información generalIr al menú de los minerales